LIBROS RECOMENDADOS






5 HISTORIAS GRAFICAS IMPRESCINDIBLES

                                      [ un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que hay dentro de nosotros, Kafka ]


Que no te lo cuenten, también ilustrado.
Las historias gráficas se consideran un bien menor de la literatura, el hermano pequeño cada vez mas molesto entre los amantes de las letras clásicas. Sin embargo, me atrevo a recomendaros varios de mis cómics o historias gráficas imprescindibles.


Los últimos días de Stefan Zweig. 

La figura del escritor austriaco ha resurgido en los últimos meses entre otros motivos por la aparición de la novela gráfica basada en su huída de Europa, llegada a Brasil y posterior suicidio. Desvelar el final es cuestión de biografía, si animo a comprar Los últimos días de Stefan Zweig es por su calidez, por la grandeza de Sensik y Sorel para transmitir la temperatura del agua, el empuje del viento, el aroma a perfume y el amor en estado puro.
Como lector de historias ilustradas agradezco la calidez en el trazo y coloreado. Puedes llevártelo a casa   pinchando aquí al mejor precio. 







Moby Dick

En un principio, un libro monocromo me da pereza, sin embargo, nadie como Chabouté para conseguir entrometerse en el espíritu aventurero de uno a base de sus trazos concisos, lineas aseguradas en el carácter de cada personaje.

Un grueso tomo de agua, aceite de ballena y aventura muy recomendable para jóvenes y no tan jóvenes. Una delicia que puedes comprar aquí.


La casa

Todos vamos a pasar por ello. La casa familiar, la muerte de la figura paterna o materna y el encuentro con los recuerdos y la infancia que habíamos olvidado. Paco Roca, gran artífice del éxito de las historias gráficas en España, presenta un libro linterna, un tomo para la conciencia. No es difícil derramar alguna lágrima entre página y página, sintiéndose uno más de los hermanos herederos bajo el peso de los muros de la casa.
Un libro para no olvidar.
La casa.




El juego lúgubre

Soy de Picasso, pero he de reconocer que me acerqué a la figura de Dalí a través de este otro libro de Roca. Un libro sádico y misterioso en torno a Dalí y Gala. Psicodelia. El juego lúgubre.




Maus

La historia gráfica por autonomasia, dicen. Spiegelman lleva décadas vendido Maus como un libro libertador, un ajuste de cuentas con el nazismo y el holocausto. Si no te cuesta imaginarte en la piel de un roedor humanizado, llévate el libro que todos recomiendan.
Maus.http://amzn.to/2tN1uEt










...........................................................................................................


LEJOS DE LA ZONA DE CONFORT

                           [ que Inglaterra no olvide su prioridad de enseñar a las naciones a vivir, John Milton ]



Lejos de casa, subí tras Eduardo a una vieja furgoneta colombiana, removida por el peso de un tipo de dos metros de altura, o eso pensé. Por radio, Nacional de Medellín ganaba el partido y nuestra cicerone gritaba algo así como "tiembla, tiembla".
-Es el celular, dice Eduardo.
Qué carajo, aquél sería mi primer terremoto y nada menos que de magnitud 6.1, el principio de una noche tormentosa que me hacía pronosticar el retraso de mi vuelo a Bogotá del día siguiente.
-Me temo que saldré en tu próximo libro de viajes, le dije.

CORÓNICAS DE INGALATERRA

Cuando Eduardo Moga llegó a la ciudad, conseguí uno de sus libros en la bilioteca. Deseaba conocer a la persona que señalaban de personaje entre las habladurías de la región, por su condición profesional. El primer tomo de Corónicas de Ingalaterra (Isla de Siltolá, 2015)  me reconcilió con la literatura de viajes a través de la media sonrisa que provoca el humor satírico del autor, a la vez que su sempiterno interés por el más mínimo dato histórico o anecdótico de cuanto lugar visita.

-De todo sabes, dijo alguien en la presentación de Corónicas de Ingalaterra Vol,II (Varasek, 2017)
-El problema de Eduardo es que quiere que tú lo sepas, dije.

Y así es, pues el autor es un lector empedernido y un viajante fotográfico, memoria parlante de cada encuentro y desencuentro personal o casuístico, pues la recopilación de textos en torno a su vivencia en Londres es producto de su condición de flâneur, un paseante crítico y de pasos agigantados. Corónicas de Ingalaterra es un pecho al descubierto, desmembrado por el cambio de rumbo de un hombre metido de lleno en la cincuentena, un funcionario de carrera descolocado y puesto a caminar por las diversas calles de la capital inglesa. Muy lejos de la zona de confort que tanto ansían propios y extraños en el ocaso físico y pasional, aún más perteneciendo al funcionariado.
Corónicas de Ingalaterra, pretendidamente escrito así (el autor suele tergiversar los títulos de sus libros, léase también La pasión de escribil), se añade al listín de guías londinenses con la diferencia de ser Corónicas un libro de cabecera, un tomo que revisar ante una larga estancia en el país britano, una guía para no perder los pasos ni atención a cada esquina -y en especial a la multitud de plazas- de la ciudad icónica.

AMISTAD Y BUENOS ALIMENTOS

Lo cierto es que Eduardo ha podido disfrutar de la publicación del libro por pura casualidad. Recién trasladados a nuestro nuevo hogar y coincidiendo con la visita a la ciudad del poeta y periodista gallego Alejandro Salse, comimos y bebimos mediante un largo trajín de recuerdos, viajes y cuestiones literarias.

-No tenemos café, pero sí una cafetera italiana, aunque no sabemos usarla.



Yo sí, dijo Eduardo. Y pudo morir en el intento, pues la vieja cafetera explotó dejando todo perdido de café hirviendo a excepción de la silueta del valiente.

-No se qué hacer ya para salir en tus libros de viajes, dije temeroso.

Puede leerse Corónicas sin atisbo alguno de protagonismo, de ego argumentado, con la seguridad del aprendizaje y el ocio literario en estado puro: disfrutar de los kilómetros ajenos.
La edición de Corónicas de Ingalaterra, dentro de las ediciones independientes medidas y nada rocambolescas o pretenciosas, es de una edición exquisita, o al menos atractivamente comercial. La fotografía de Tom Wood, elegida con delicadeza y protagonista de la mitad de la portada, demuestra el buen gusto y el denominador esencial de la colección On the Road de Varasek Ediciones, cuya imagen es una simpática oveja.




Reitero mi obligación de recomendar libros que considero de cierta necesidad en esta serie de articulos flotantes, a medias entre la experiencia personal y lectora, aunque en algunos de los casos a los autores me una incipiente amistad no vinculada a otros menesteres, pues por el hecho simple de conservar el pacto amistoso he desestimado posibilidades comerciales.

Corónicas es una excusa de calidad para conocer la City lejos de las guías comerciales y conseguir amar y odiar al pueblo inglés a partes iguales.

Pd: Podéis comprar los libros señalados en el post pinchando aquí. Un pequeño porcentaje de la venta irá destinado a La selva dentro.
Corónicas de Ingalaterra I
Corónicas de Ingalaterra II
La pasión de escribil 

Pd2: La oveja es de fabricación de mi propia madre. Y sí, es tan mona... La oveja digo.

Pd3: Mi casa está abierta, siempre, a todo ser simpático que quiera hacer café. Con todo su riesgo. Y la amistad por delante.


                                                                                             










---------------------------------------------------------------------------------

LAVAR LA PATRIA

                                                                                  [patria o muerte]


Dicen ahora que aquella tarde cambió el parecer general del país.
Julio, 1997, 40º, suenan las campanas de Viladecans, un pueblito de la periferia barcelonesa donde paso el verano. La imagen de Miguel Ángel Blanco colma la televisión, un solo muerto, una tarifa corta en comparación a otros atentados, masivos y de mayor estruendo, pero con una gran tara emocional.
Probablemente el secuestro del joven político fuera el primer reallity al que fuimos sometidos sin conocimiento de causa, el cincel de la muerte en directo. Su muerte anunciada, pues las condiciones del chantaje eran inviables para el gobierno.
Un país en vilo.
Una de aquellas noches del mes de julio, junto al portal del piso bajo en el cual pasábamos los días, quemaron media docena de motocicletas, creando una fuerte llamarada que hizo imposible abandonar el edificio. Pensado ahora, el gen violento y mal llamado revolucionario es una espora común, bien narrado por Aramburu en Patria (Premio Nacional de la Crítica 2017) ubicado en la Herriko Taberna, en el caldo de cultivo de lo absurdo, la descompensación del ser humano en su afán de defender diversos intereses no siempre legítimos. Creer que por ello el pueblo vasco y la juventud vasca es de carácter violento sería faltar a la razón, pues dichos sentimientos nacionalistas se han visto desvirtuados por una causa común tan absovente como lo es la pertenencia a un grupo violento de fútbol o incluso el más mínimo atajo de violencia en cualquier manifestación al uso.

Patria muestra una solución sencilla, lavar la ropa, compensar el desequilibrio mediante el entendimiento básico de España como un territorio complejo. Pretender alinear una nación tan diversa en una misma línea de pensamiento es el núcleo creador de la problemática social, lo ha sido y lo continuará siendo.

    Fotografía de Mario Quintana.


Patria nos devuelve a la infancia, a una adolescencia salpicada de titulares de prensa terribles. Una regresión a la facilidad con la que los informativos solían abrir cabeceras con un cadáver tapado en la acera, un concejal, un guardia civil, una breve biografía y a esperar el siguiente. Cadaveres casi indoloros para una sociedad acostumbrada al terrorismo, que contrasta con la sensibilización del terrorismo actual, tan violento como el de ETA, del mismo carácter técnico aunque con un ápice como absurdo consuelo, el terrorista mal llamado islamista, al menos se suicidia tras el  atentado minando así su violencia, su ira; el etarra escapaba, lo que acrecentaba el riesgo.

Hoy, 2017, nuestras calles repletas de militares en las inmediaciones de los grandes monumentos, en las avenidas de las ciudades señaladas por el dedo del terror. 
País Vasco, años 90, fuerzas del estado a la intemperie, jugándose el tipo en cada control rutinario. Me asombra ahora, la pasividad del Estado español y francés ante la actitud parásita de ETA, o si sin embargo no se trataba de asimilar un mal menor, no desencadenar un conflicto civil. Dos posibilidades, una defensa militar habría acabado con la banda de pistoleros rápidamente o ampliado el margen de pensamiento entre la reivindicación vasca cívica y el pueblo español, una sombra de épocas pasadas ¿O debería haber sido el mismo pueblo vasco pacífico quien habría de haber apoyado la eliminación a toda costa de una defensa no legal de sus reivindicaciones?
Es muy fácil no pensar en el miedo para mí, extremeño, tierra sin interés para el terrorismo y de los pocos territorios sin empañarse de sangre derramada por ETA.

Aramburu es un engatusador del chisme, de la curiosidad social que provocan los diálogos ingeniosos y no por ello alejados de la realidad, junto a una constante sensación de cercanía; alteración a veces y empatía otras. En Patria se experimenta el mismo desasosiego que provoca García Márquez, tan partícipe de revelar la muerte final del protagonista y trilero de las causas y las consecuencias. Amar la trama más que el desenlace. La curiosidad más inconfesable de saber qué límites contempla la moral humana.

Patria ha significado un antes y un después en la conciencia española respecto al terrorismo, una apertura de puertas, conocer por fin los detalles de las víctimas silenciosas, los represaliados psicológicamente y los afectados directa o indirectamente en sus quehaceres diarios. Siendo ávido, no es dificil descubrir como la opinión y discurso de diversos tertualianos está ya influenciado por Patria, por los hechos narrados en Patria.

Esperemos que sea el libro de Fernando Aramburu un motivo de limpieza. 
Una lavadora puesta a última hora, sin miedo a causar ruido. 
Un libro necesario, a fin de cuentas. 


Pd: Si deseas comprar Patria puedes apoyar a La Selva Dentro a través de este enlace. Una pequeña parte del libro servirá para continuar con el blog.
Gracias y buenas lecturas. 
Pd2: Me gustaría tener vuestra impresión del libro ¡feedback!
















---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
QUE VIENE EL LOBO.


                                                                                                                  [lo dijo con la boca pequeña
                                                                                                                                                         pero llenándosele la boca
                                                                                                                                                         pues era al mismo tiempo
                                                                                                                                                         renuncia y autoafirmación]
                                                                                                                                                                               Itziar Mínguez.


No me pidas más cerveza, advirtió Itziar, una hora antes de verla allí, subida sobre el escenario de un pub de copas, bebiendo sorbos pequeños e innecesarios de su botella de agua mineral. El mismo modo de hidratarse que efectúan los tenistas: sorbitos cortos y nerviosos, la mirada ausente ante el insolente público de Wimbledon.
Es en la presencia del agua donde Itziar demuestra que toma en consideración a sus lectores, o en este caso a sus oyentes.
No ha cruzado el país para beber licor junto a otros escritores, ella no, pienso.
-Atentos ahora, digo a algunos de los espectadores.
Y lee:

          Qué mal sientan algunas personas
  
           son como esas prendas
           que extiendes sobre la cama
           un día que decides
           hace limpieza

           no te lo puedes creer
           las miras
           y piensas:
           ¿cómo pude ponerme esto?


Observo la marabunta de editores, poetas y palmeros en la sala y sonrío.

Que viene el Lobo (Premio Nicanor Parra, Isla de Siltola 2016)  además de regirse por el mismo respeto hacia el lector con el que la lectora realiza sus intervenciones, es un poemario útil, me atrevería a indicar que de primera necesidad, evocando a los antiguos libros de fábulas y moralejas, repleto de giros irónicos y frases lapidarias.

            Ha de haber uno por libro
            como mínimo

            para respetarlo
            o para saltárselo

            eso es lo de menos

            lo único verdaderamente importante
            es que tú decidas 




                                           Foto: Mario Quintana


Me entristece intuir que un libro de la talla de Que viene el lobo pueda pasar desapercibido entre los tomos de poesía de las librerías, editado en un verde injustificable y con poco criterio argumental en cuanto a diseño exterior, eso sí, publicado por una editorial en auge en el panorama nacional y cuyo diseño no corresponde al propio editor.
La poética de Mínguez no requiere de una interpretación esotérica o sentimental tanto como de una lectura resilente: no hay capacidad para la evocación espiritual, Itziar congenia con el lector, lo asimila y lo transforma en un ser omnipresente en cada uno de sus poemas. La escritora se sabe inteligente y tal es la razón de su estilo, puro ingenio traducido en pequeñas frases celebras y envidiables, muy lejos de una búsqueda absurda y dolente de una retórica académica.
No serán estas críticas volátiles afines a la amistad. Itziar es amiga, pero Que viene el lobo no pasará a la Historia de la poesía nacional, como el 99% de los libros publicados el pasado año, pero sí está dentro del 1% necesario para continuar creyendo en el ser humano.
La mejor lección y en contra de lo que muchos piensan desde el machismo educacional, no es necesario ser hombre para escribir un gran libro; no es necesario ser feminista y hablar sobre ello para que una mujer deje a las féminas por todo lo alto.

Como escribe Itziar:

                Lástima
                que le espere un mal final 
                a tan buen principio.


Pd: Si deseas adquirir el libro pulsa aquí. Además, contribuirás a que una pequeña parte recaiga en este blog y así poder seguir llevándolo a cabo. Gracias.
Pd2; Estos artículos flotantes tienen fecha de caducidad, se cambiarán periódicamente por distintas críticas.


Comentarios

Entradas populares